Reservar

Flores típicas de Menorca

Para poder conectar con la naturaleza, primero vamos a hacer un pequeño recorrido por algunas de las plantas de Menorca. Nos adentraremos en la vegetación menorquina para conocer mejor la isla

 

Introducción

Lo primero que hay que tener en cuenta cuando hablamos de las especies vegetales de Menorca, es que estamos hablando de plantas que han estado aisladas de otras especies similares durante milenios, por el simple hecho de vivir en una isla, lo que las ha hecho evolucionar de un modo diferente.

Por adaptarse al clima particular de la costa norte menorquina, seco y sometido al viento de tramontana, algunas plantas presentan hojas de un menor tamaño al habitual o incluso las han transformado en espinas. Y por otro lado, en las zonas húmedas del interior predominan los bosques bajos donde crecen gran variedad de plantas y arbustos, y donde actualmente viven hasta 124 especies vegetales endémicas que no podrás encontrar en otro lugar del mundo.

 

nullEncina de Menorca

 

Tipos de vegetación menorquina

En Menorca podemos distinguir tres tipos de vegetación arbórea: los pinares; que ocupan grandes extensiones en el centro de la isla y que en el sur llegan hasta la misma orilla del mar; los encinares, presentes en la parte central y en algunos barrancos del sur; y las comunidades de olivos silvestres o acebuches, que en la isla se llaman «ullastres», y que aparecen en suelos poco profundos y secos.

nullPino de Menorca

nullAcebuche menorquín

Entre las plantas sumergidas en las zonas húmedas destacan las salicornias y los juncos. Cerca del mar, también en terrenos húmedos, existen dos tipos de tamariscos.

nullSalicornia de Menorca

nullJunco de Menorca

En la arena de las dunas aparecen la azucena de mar (Pancratium maritimum), el barrón (Ammophila arenaria) y el cardo de playa (Eringium maritimum). En segunda línea crecen pequeños árboles como la sabina.​

nullAzucena de Menorca

nullCardo de mar menorquín

Una particularidad del litoral de Menorca es la presencia de una especie arbustiva adaptada al viento y a la salinidad y que forma almohadillas espinosas, los aquí llamados «socarrells» (Launaea cervicornis). Los hay de diferentes especies perfectamente adaptadas a las condiciones ambientales adversas y que dan cobijo a otras plantas pequeñas y frágiles. Sus flores son pequeñas pero de un intenso color amarillo.

nullSocarrell, característico del litoral menorquín

​En primavera la isla es una explosión de colores cuando los campos se visten de rojas amapolas (Papaver rhoeas), y los bordes de los caminos se llenan de amarillos cuernecillos de mar (Lotus creticus). En esta época es fácil encontrar, en prados o bosques claros, alguna de las veinticuatro clases de orquídeas que existen en la isla, entre las que destaca la bella hierba de la abeja (Ophrys balearica), una especie endémica de Baleares.

nullAmapolas en primavera

nullOrquídeas “abeja” durante la primavera en Menorca

Y no podemos terminar este repaso a la flora de Menorca sin mencionar a una planta que muchos confunden con un alga, pero que en realidad se trata de una planta terrestre que se ha adaptado al fondo marino, y crece por todo el litoral menorquín. Hablamos de la posidonia, una especie exclusiva del mediterráneo y la principal causante de la estupenda calidad y claridad de nuestras aguas, oxigenándola y sirviendo de hábitat para la amplia biodiversidad que habita en ella.

nullposidonia

Te recomendamos leer nestro post de Cala Macarella donde hablamos de la flora y fauna de sus alrededores.

Seguir leyendo